Archivos Mensuales: septiembre 2012

Lo que nos mueve

Hay una frase especial que creo refleja nuestra motivación “Hay mayor felicidad en dar que en recibir” (Hechos 20,35). Quería compartir esta frase con vosotros ya que no somos mejores que los demás por el hecho de tener la voluntad de ayudar a los demás, simplemente existe también un punto de egoísmo detrás de la acción de dar, y es que al final revierte en tu felicidad.

Todo el mundo debería tener la voluntad de ayudar a los demás siempre que lo necesiten, independientemente de cuál sea su motivación, simplemente hay dejarse llevar por las necesidades de las personas que nos rodean. Es una cuestión de sentimiento y consciencia, por tanto debemos sentir la necesidad de hacer el bien y tener la suficiente capacidad para poder ser útil para la gente menos favorecida. Para ayudar a los demás tenemos que poder empatizarcon ellos, es decir tratar de ponernos en la piel de la persona que lo necesita, si estuviésemos en su lugar ¿nos gustaría que alguien nos ayudase?.

Recuerda que las ayudas no solamente son tangibles o económicas, existen ayudas que pueden ser muy valiosas como pueden son la formación y el consejo (mentoring), que son las herramientas que nosotras ponemos en valor en nuestra dedicación a las familias más desfavorecidas. En los malos momentos, (y éste es un mal momento), las familias siempre necesitan a alguien a su lado, alguien que les de fuerza para seguir adelante y les puedan ayudar a elegir el camino a seguir para salir de esa situación.

Para nosotras es importante que cuando ayudas a alguien salga realmente del corazón, aunque puedas hacerlo para que otros te vean, para lavar tu imagen o para querer ganarte el cielo, cuando ayudas de verdad tienes que estar convencido de querer hacerlo, y solamente de ese modo te sentirás lleno, realizado y feliz de poder ayudar a otras personas. La mejor manera de ayudar es buscando en nuestro entorno a las personas que crees que necesitan de nuestro apoyo.

Por desgracia las personas desfavorecidas y necesitadas están en cada esquina. No es necesario alejarse mucho de nuestro lugar de residencia para ayudar al prójimo, a diario vemos seres humanos necesitados de un consejo, de un plato de comida, de una medicina o simplemente esperando a que alguien le pueda escuchar o entender. Toma en cuenta que cuando ayudas a alguien vas a hacer feliz aunque sea por ese instante a esa persona que tanto lo necesita y eso no tiene precio.

Anuncios

Bolsa de empleo

A través de Proyecto Diamante se podrá contratar a las mujeres/hombres a las/os que acompañamos. Todas/os han pasado una entrevista y una selección previa y las condiciones económicas y laborales las fija cada uno.
El servicio es gratuito y se envían varios candidatos para poder elegir al que mas se ajuste. Los puestos posibles son:

  • Salus
  • Empleadas del hogar: por horas, internas.
  • Cuidadoras de niños y mayores
  • Cocineras
  • Jardineros
  • Reparaciones del hogar